miércoles, 28 de marzo de 2012

La educación superior chilena permite la movilidad social

La educación superior chilena permite la movilidad social


Noticias Universia Chile. 27/03/2012

Esa fue la tesis a la que arribó el economista jefe del área de políticas sociales del Centro de Estudios Públicos (CEP), Sergio Urzúa.



El experto asegura que el sistema de educación superior sirve como un mecanismo de movilidad social. Así lo manifestó el experto en el marco de su ponencia en el seminario “¿Educación superior para todos?”, organizada por justamente el CEP.El experto asegura que el sistema de educación superior sirve como un mecanismo de movilidad social. Así lo manifestó el experto en el marco de su ponencia en el seminario “¿Educación superior para todos?”, organizada por justamente el CEP.


El economista sostiene que las recientes generaciones de adultos jóvenes constituyen el grupo que ha experimentado el mayor crecimiento económico directo y que ha sabido aprovechar los efectos de este crecimiento en el mercado laboral. 

El sistema educativo a nivel superior chileno ha estado por décadas en el centro de la discusión por parte de los gobiernos, sistema que en opinión de Urzúa, es uno de los motores para la movilidad social de las personas y uno de los pilares por el cual muchos puedan superar la pobreza y la desigualdad.

Para Urzúa, el aumento constante y significativo del número de personas matriculadas dentro de la educación superior y el creciente rol del Estado otorgando beneficios para los estudiantes, ya sea desde becas hasta ayuda económica directa, son las manifestaciones más evidentes de la evolución y transformación del sistema.

La cantidad de matriculados en el año 2009 fue de apenas más de 800.000 estudiantes, de ellos el 50% recibía algún tipo de beneficios por parte del Estado. En tanto, 20 años antes, en 1989, la situación era muy diferente a la actual y los matriculados eran apenas más de 200.000 individuos.

De acuerdo a la encuesta CASEN 2009, un 64% de los adultos jóvenes con estudios superiores venían de familias cuyos padres tenían como máximo un título de educación. A su vez, los adultos jóvenes con padres sin estudios superiores, tienen casi 60% más de probabilidad de desertar del sistema. 

La calidad donde el joven estudia es importante y queda evidenciado también, en el informe, que resulta necesario revisar los fundamentos sobre los que se están desarrollando algunas políticas públicas. 


Fuente: Con información de Centro de Estudios Públicos



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada