miércoles, 20 de febrero de 2013

21 de febrero: Día Internacional de la Lengua Materna

Cartel
El Día Internacional de la Lengua Materna, fue proclamado por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en noviembre de 1999 (30C/DR.35 Documento PDF).
El 16 de mayo de 2007, la Asamblea General en su resolución A/RES/61/266 exhorta a los Estados Miembros y a la Secretaría a «promover la preservación y protección de todos los idiomas que emplean los pueblos del mundo». En la misma resolución, la Asamblea General proclamó 2008 Año Internacional de los Idiomas, para promover la unidad en la diversidad y la comprensión internacional, a través del multilingüismo y el multiculturalismo.
El Día Internacional se ha observado cada año, desde febrero de 2000 para promover la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo. La fecha representa el día en 1952, cuando estudiantes que se manifestaban por el reconocimiento de su lengua, Bangla, como uno de los dos idiomas nacionales de la entonces Pakistán, fueron muertos a tiros por la policía de Dhaka, la capital de lo que hoy es Bangladesh.
Las lenguas son los instrumentos más poderosos para la preservación y el desarrollo de nuestro patrimonio cultural tangible e intangible. Toda iniciativa para promover la difusión de las lenguas maternas servirá no sólo para incentivar la diversidad lingüística y la educación multilingüe, sino también para crear mayor conciencia sobre las tradiciones lingüísticas y culturales alrededor del mundo e inspirar a la solidaridad basada en el entendimiento, la tolerancia y el diálogo.

Mensaje de la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova

El Día Internacional de la Lengua Materna es una excelente ocasión para subrayar la importancia que tienen las lenguas para la identidad de los grupos y de las personas, como base de la vida social, económica y cultural.
El plurilingüismo constituye una fuerza y una oportunidad para la humanidad. Encarna nuestra diversidad cultural y fomenta el intercambio de puntos de vista, la renovación de las ideas y la ampliación de nuestra imaginación. El diálogo verdadero pasa por el respeto de las lenguas, y por este motivo la UNESCO trabaja para promover la utilización de las lenguas como motor del entendimiento mutuo. Alentamos la enseñanza en la lengua materna, que permite luchar mejor contra el analfabetismo y contribuye a una educación de calidad. La protección de las lenguas garantiza también la salvaguardia y la transmisión de los saberes singulares o autóctonos. Puede ser la vía para dotar a todas las personas de los medios para hacerse oír y para hacerse respetar, y es una fuerza de inclusión social.
Este año, la UNESCO ha decidido examinar los lazos entre la lengua y el libro. Los libros son una fuerza de paz y desarrollo que hay que poner al alcance de todos. Son también herramientas esenciales de expresión que participan en el enriquecimiento de las lenguas, al tiempo que preservan la huella de la evolución de las lenguas en el transcurso del tiempo. En la época de las nuevas tecnologías, los libros siguen siendo instrumentos preciosos, manejables, resistentes, prácticos para el intercambio de conocimientos, la comprensión mutua y la apertura al mundo. Son pilares de las sociedades del saber y están a la vanguardia de la promoción de la libertad de expresión y de la educación para todos.
La vitalidad de las lenguas depende tanto de la palabra compartida por los hablantes como de la producción abundante de material pedagógico y textos impresos. En algunos países, la falta de libros y manuales escolares escritos en las lenguas locales constituye un obstáculo para el desarrollo y la inclusión social. Es también de hecho una privación elemental del derecho a la libertad de expresión. Las herramientas digitales permiten en ocasiones suplir esta carencia, pero no bastan, y debemos hacer todo lo posible para garantizar una difusión más equitativa de los materiales y los libros que todas las personas, sobre todo los niños, podrán leer en la lengua que elijan, incluida su lengua materna. La facilitación de estos recursos es una forma de acelerar el cumplimiento de los objetivos de la Educación para Todos hasta 2015. También es importante la traducción al servicio de esta gran empresa, ya que tiende puentes hacia nuevos públicos.
En esta 14ª celebración del Día Internacional de la Lengua Materna, hago un llamamiento a todos los asociados de la UNESCO, los autores y los docentes de todo el mundo, en las universidades, las cátedras y las escuelas asociadas, para que colaboren en aras del reconocimiento de la importancia de la diversidad lingüística y cultural y de la educación en la lengua materna.
Irina Bokova

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada