domingo, 10 de junio de 2012

Una de cada dos personas con trastorno bipolar no es diagnosticada


Aparece entre los 15 y los 25 años. Es padecida por entre el 2 y el 5 por ciento de la población.

Alrededor del 49 por ciento de las personas que sufren un trastorno bipolar no está diagnosticado y el 31 por ciento de los que conocen esta enfermedad han recibido un tratamiento equivocado de depresión mayor.
Al menos así lo aseguraron varios expertos reunidos en el XI Seminario Lundbeck 'Trastorno Bipolar: El desgobierno de la mente', llevado a cabo en Ibiza (España). Además, según los especialistas presentes en el evento, el 34 por ciento de estas personas ha vivido más de 10 años con síntomas de la enfermedad antes de su diagnóstico.
Y aunque las cifras que entregaron correspondían a España, de acuerdo con los psiquiatras y neurólogos, estas pueden extrapolarse a otras latitudes y es posible que reflejen lo que pasa en países en vías de desarrollo, como Colombia.
Según el psiquiatra Antonio Carlos Toro, coordinador del programa de salud mental del Hospital San Vicente y profesor de la Universidad de Antioquia, "esta enfermedad suele aparecer entre los 15 y los 25 años y se calcula que es padecida por entre el 2 y el 5 por ciento de la población mundial; sin embargo, a nivel local la estadística puede ser menor, pero por simple falta de consulta".
Toro afirma que como este trastorno se caracteriza por dos fases -una depresiva y otra maniaca que es de euforia o exaltación- , y la primera es más común que la segunda, "eso hace que muchas veces el paciente sea tratado como un depresivo y no responda al tratamiento o recaiga porque tiene es trastorno bipolar".
De ahí, el diagnóstico equivocado. Durante el seminario en España, los expertos recordaron que cada vez hay avances más grandes e investigaciones más completas sobre el tratamiento de este trastorno, pero sigue siendo muy difícil diagnosticarlo durante las primeras etapas de la enfermedad.
En concreto, el trastorno bipolar es una enfermedad mental que, con los medios actuales, es perfectamente tratable en la mayor parte de los casos.No afecta a la inteligencia, sino a la regulación de las emociones, y sus causas son una combinación de factores genéticos y ambientales.
Asimismo, su tratamiento es farmacológico y psicoterapéutico. Según la Programa de Trastornos Bipolares del Servicio de Psiquiatría en el Hospital Universitario La Paz de Madrid (España), Consuelo de Dios, "tiende a ser crónica y recurrente, y se puede manifestar con un conjunto de diferentes síntomas psicológicos, conductuales y físicos no siempre fáciles de diagnosticar y tratar.
No obstante, muchos pacientes adecuadamente tratados pueden llevar una vida y unas relaciones normales".
Se estima que el trastorno bipolar puede disminuir la esperanza de vida entre 13 y 30 años. Y, de acuerdo con la especialista De Dios, en esta enfermedad la mortalidad está relacionada con causas no naturales como el suicidio o los accidentes, pero, más aún, con causas naturales, entre las que se cuentan problemas cardiovasculares y endocrino-metabólicos.
"Las enfermedades que con más frecuencia se presentan en el paciente con trastorno bipolar son la obesidad mórbida, la diabetes mellitus y las enfermedades cardiovasculares -le dijo a la prensa de su país tras el evento-. Además, los problemas de abuso de sustancias, incluyendo el alcohol, son mucho más frecuentes en el paciente con trastorno bipolar que en la población general, y esto también conlleva un alto riesgo de morbimortalidad". 
* Con información de www.elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada