lunes, 9 de enero de 2012

¿Pasar horas en Facebook puede ayudar a los niños a ser más empáticos?


¿Pasar horas en Facebook puede ayudar a los niños a ser más empáticos?


1129facebookEn medio del mar de mensajes que los estudiantes universitarios escriben en sus páginas de Facebook, los sociólogos ven algo más: El tiempo que se pasa en línea podría ayudar a la gente a aprender a ser más empáticos y hacer más amigos en la vida real.
Cada vez más estudios indican que el uso generalizado de los mensajes de texto, correo electrónico y las redes sociales tiene beneficios sociales. Estos estudios disputan la imagen de los jóvenes sentados solos frente a su computadora o siendo acosados en Internet.
Varias investigaciones recientes han revelado que la comunicación digital puede llevar a más o mejores amistades en línea y fuera de Internet, mayor franqueza, más rápida intimidad en las relaciones y creciente sentimiento de pertenencia, además de las ventajas prácticas como ampliar el círculo de contactos.
En general, la tecnología parece mejorar las relaciones en el mundo real, dice Nancy Baym, profesora de Estudios de Comunicación en la Universidad de Kansas en Lawrence. Una razón es que la gente utiliza la comunicación digital en un principio para interactuar con personas que son cercanas fuera de Internet, no con extraños. La comunicación estrecha los vínculos entre ellos, descubrieron la Dra. Baym y sus colegas en un estudio publicado en la revista Information, Communication & Society en 2009.
Algunos estudios muestran que esta forma de relacionarse en Internet podría ayudar en particular a la gente tímida o ansiosa en entornos sociales. Estos investigadores se centraron en el impacto psicológico de una intensiva comunicación social en Internet, no en la función que tiene en las reuniones públicas.
En un estudio de la Universidad de Nueva York, los estudiantes se calificaron a sí mismos como socialmente ansiosos o no ansiosos, los participantes fueron asignados al azar a interactuar en grupos de tres de personas, tanto en persona o en una sala de chat por Internet. Los estudiantes ansiosos informaron de mayor timidez e incomodidad que los no ansiosos en los grupos cara a cara. En la sala de chat, sin embargo, dijeron que se sintieron menos timidez, más cómodos y mejor aceptados por sus pares.
En un estudio de seguimiento, los investigadores dividieron de nuevo al azar a estudiantes con baja y alta ansiedad en grupos de cuatro personas para que interactuasen de nuevo en la sala de chat y cara a cara. Los participantes socialmente ansiosos tenían más probabilidad de tomar decisiones y liderar el grupo cuando estaban en la sala de chat que cara a cara con otras personas. Otros miembros del grupo dijeron que los participantes ansiosos les resultaban más agradables y extrovertidos cuando la relación ocurría en línea. Cara a cara, los participantes no ansiosos eran considerados los líderes.
La comunicación frecuente en Internet podría servir para practicar las interacciones sociales en persona, según Larry Rosen, profesor de Psicología de la Universidad del Estado de California en Domínguez Hills.
El Dr. Rosen y su equipo tenían especial curiosidad sobre la empatía, porque muy frecuentemente se comunica de forma no verbal a través de las expresiones de la cara y el leguaje corporal. De manera informal, los investigadores escanearon docenas de perfiles en Facebook, en busca de comentarios que hacían personas y las respuestas a ellos que parecían mostrar comprensión de los sentimientos del autor original del comentario, como mensajes de apoyo a un amigo que decía que su madre sería operada al día siguiente.
Estos mensajes sugirieron que la empatía en verdad se podía reconocer y comunicar a través del lenguaje escrito y en Internet. Esto inspiró a los investigadores a estudiar cómo la misma circunstancia afecta la expresión de empatía en la vida real.
En un estudio presentado a principios de este mes en la conferencia anual de la Asociación Psicológica Estadounidense (APA, por sus siglas en inglés) en Washington, se preguntó a 1.283 personas de 18 a 30 años en una serie de cuestionarios cuánto tiempo pasaban en Internet, y el grado de empatía con los amigos en línea y fuera de Internet.
A partir de las respuestas, se descubrió que cuánto más tiempo pasaban los estudiantes en Facebook, más empatía tenían en Internet y fuera de la Red.
Como sucede en cualquier investigación reciente, estos hallazgos preliminares deben ser repetidos en estudios futuros, especialmente porque los datos entregados voluntariamente pueden modificarse si los participantes recuerdan erróneamente sus sentimientos.
Por otra parte, algunos de los aspectos negativos de la comunicación en línea podrían no estar tan extendidos como se teme, según investigaciones. Aunque el abuso, o matoneo en línea es una preocupación, el matoneo en persona es mucho más común.
En un estudio de 3.777 adolescentes, casi 45% de ellos informaron de algún grado de acoso escolar en el pasado año. De éstos, casi 40% dijo que fue en persona. Menos del 20% indicó que había ocurrido –solamente o además de otros métodos de acoso– en línea, por teléfono o mensaje de texto, dice Michele Ybarra, presidenta del grupo de investigación sin ánimo de lucro Internet Solutions for Kids Inc., que hizo el sondeo. Además, dos tercios de los niños que dicen haber sufrido acoso escolar en línea dijeron que no les resultó molesto, según un nuevo estudio de la Dra. Ybarra que espera será publicado pronto en la revista Pediatrics.
Y los jóvenes todavía tienen mucha más probabilidad de ver imágenes con contenido sexual o violencia en la televisión que en línea, dice Ybarra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada